- Web Motoclub Aiala 2017

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Team Katxarrete


CRONICAS DE NUESTROS VIAJES
Relatos de algunos de nuestros pequeños viajes por esas carreteras de Dios (o sea, nuestra querida DGT)

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
VAMOS PÁ LEÓN (Abril 2010)
Crónica del viaje escrita por Sir Taramona


Han tenido que pasar 2 meses para que la escuadra del motoclub Aiala por fin pisase la capital leonesa, y tras varios intentos fallidos, por fin Sabino, Maxi, Imanol el guía, Dovi, Barrabás y Sir Taramona conquistaron León.
El sábado con puntualidad vasca se salio a las 9:20 de la gasolinera de Amurrio y tras pasar por Arceniega donde se recogió a Sir Taramona nos dispusimos a recorrer tierras del norte. Hay que destacar que con la ausencia del señor Tatin no hubo perdidas, excepto algún despiste con el GPS de Sabino que explicaremos mas adelante.

El viaje comenzó sin pena ni gloria subiendo y bajando puertos para calentar motores, parando en Vega de Pas a tomar cafecito y yo creo que le caímos mal a la señora porque a Sir Taramona le dio un Cola Cao que debía estar caducado. Proseguimos nuestro viaje con intención de ir a comer a Infiesto cuando el Cola Cao comenzó a hacer efecto en Sir Taramona (las malas lenguas dirán que fue un pajarón mas grande que el de Induráin en la vuelta a España). Total que en Puente Nansa se empezaba a encontrar mal y no se le ocurre otra cosa que pedir al grupo que tire que el va tranquilo a su ritmo.  Resultado, 1 km mas adelante tiene que parar porque empieza a notar que la África da vueltas sobre si misma, la moto, el Cola Cao, el pajarón, vamos una mezcla muy chunga.
El amigo Barrabás, aunque parezca mentira vuelve para socorrerle y allí pasan una horita de lamentaciones (llamo a mi mujer y que me venga a recoger, vendo la moto, la regalo a un aldeano, con lo bien que estaba yo en casa….). Tras reponer fuerzas y reagrupar la tropa (Sabino se había quedado en un cruce controlando el trafico y el resto de la prole estaba repostando en un bar en La Hermida) decidimos comer en La Hermida y inyectarle Coca Cola en vena a Sir Taramona. Tras la comida se discutió sobre el trazado a seguir y si llegaríamos a León o donde pernoctaríamos. Al final decidimos seguir el trazado original del guía Imanol que nos llevo por unas carreteras maravillosas con baches, grijo, desprendimientos, camiones haciendo rally, etc. Vamos del mayor agrado de Julio y Cane, ausentes en esta salida por romper el tarro de puntos días antes.
21:00 horas: por fin cuando ya anochecía apareció la esperada ciudad de León y cuando pensábamos que lo peor ya había pasado comenzó la aventura por las calles de la ciudad. Los seis jinetes comenzaron la conquista por las calles de León en busca de su apreciado hotel, preguntando aquí y allí, rotonda para arriba rotonda para abajo, direcciones prohibidas, etc. Cuando por fin conseguimos divisar el hotel y acercarnos comenzaron las dudas sobre la conveniencia de esa posada, y una vez allí empezamos ha hacer llamadas en busca de un hotel mas céntrico, pero nuestra sorpresa fue ver que todos los sitios donde llamábamos estaban llenos.  Entonces listos de nosotros dijimos “nada llama a este y vamos en taxi al centro” pues no, otro lleno. Al final Dovi llamo a su tarro de puntos y a través del maravilloso Internet conseguimos tres habitaciones. Bien, ya esta casi todo, ahora solo falta pegar el móvil de Sabino al manillar de la moto y a modo de navegador ir al Hotel. Cruce a la derecha, cruce a la izquierda, rotonda, calle cortada (Sabino tira de frente), se da la vuelta  le marca otro cruce “mierda navegador, mecaguen el hermano de Mendi…” otra calle cortada, otra vez mal y al final tras preguntar 20 veces conseguimos llegar al hotel, hora 22:30, ducha rápida y al restaurante hora 11:30. Cena cuantiosa y buena con pulpo de pantano y navajas de secano.  Acabó la cena con unos chupitos y como buenos conquistadores debíamos comprobar el ambiente nocturno. La verdad poco ambiente, casi no bebimos y a una hora prudencial decidimos retornar a nuestra posada pues la brigada de limpieza estaba actuando sobre las calles Leonesas.

El domingo amaneció raro, con buen sol, mal cuerpo, ojeras, resaca.. y  tras desayunar o almorzar por la hora pagamos el hotel y comenzamos el viaje de vuelta por el camino más cómodo para nuestro malogrado cuerpo. Comimos en casa Chili que comienza a ser clásico en el moto club y tras comer con mucho agua regresamos hacia casa sin mas contratiempos, conviene recordar que no hubo casi ingesta de alcohol ni nada que se le parezca, por algo somos moteros. Un saludo y lo siento por los que no han estado por que realmente merecido la pena.



Sir Taramona

------------------------------------------------------------------------------------------
CIUDAD RODRIGO, SOL QUERIDO


Crónica del viaje escrita por I. Donettes


Una vez más unos cuantos poco conscientes integrantes del motoclub (10 pilotillos) salimos a las 8:00 de la gasolinera de Amurrio,  con un tiempo lluvioso y unas previsiones de 700km de curvas para llegar al destino. Durante el trayecto Álava - La Rioja no hubo nada destacable excepto la lluvia y el frío (puerto La Herrera 2 grados). En una gasolinera donde Dios no ha llegado hicimos acopio de provisiones, alguno mas que otros (Sir Taramona y sus donettes) que a la postre le pasarían factura.
Comenzamos por tierras de Soria unas carreteras muy chulas con desprendimientos, piedras por el medio del camino y una famosa curva que nos dio un buen susto a casi todos.  Por suerte no paso nada y todo quedo en el susto personal de cada uno al sentir que hacíamos un recto en una curva inesperada sin señalizar y que cambiaba en mitad de su radio.

Llegamos a Segovia sobre las 14:00 y como es tradición comimos cochinillo, aunque debía ser transgénico porque tenía 10 patas. Una vez repuesto el buche otra vez a la carretera, fue a partir de ese momento donde empezó la parte mas bonita del viaje, comenzó a lucir el sol y empezamos a meternos por carreteras de curvas con buen asfalto y unos paisajes preciosos. Así continuamos hacia el destino,  aunque en una parada para repostaje de jinetes (otra vez el de los donettes a lo suyo) el presi sugirió modificar el recorrido e incluir el pueblo de la Alberca en nuestro itinerario. Fue una gran idea porque sin duda fue la mejor carretera y los paisajes más bonitos.A la llegada a la Alberca nos dispusimos a degustar los estupendos productos de la tierra, y en mitad de la plaza del pueblo montamos campamento y ha llenar el buche (Sir Taramona no comas tanto) sobre las 20:00 decidimos levantar campamento y proseguir nuestro viaje.  A las 21:30 hicimos nuestra entrada en Ciudad Rodrigo, localizando el hotel, y a guardar las motos,  Alguno, como buen vasco, decidió ir empujando 500 m la moto hasta la gasolinera y luego guardarla para el día siguiente ya repostada.

22:30 a cenar que nos lo hemos ganado. Llega la hora de pedir y Sir pide manzanilla, la camarera le mira con cara de póker y tiene que justificar su malestar debido a algún donette caducado de gasolinera. Tras la cena dimos unas vueltas por la zona de toriles porque no había mas que toreros y apoderados y en una de estas plazas al presi se le nublo la vista y comenzó a recoger vasos pensando que estaba en el Alambique (son cosas de la edad). Tras el repostaje nocturno nos recogimos en la posada. Es en ese momento y de camino hacia el reposo, cuando unos desalmados miembros del motoclub atacaron a Sir Taramona (doy fe de que este se enfrento a ellos fuertemente) y le quitaron la llave de la habitación con la que entraron en la habitación para sacar al pobre de Sabino que dormía plácidamente en sus aposentos.  También hubo algún intento de acoso sexual por parte de algún miembro (con perdón) de la junta directiva, pero eso queda para una posterior crónica, cuando tengamos más detalles del hecho.

Despertamos como siempre con un resacón de unos 1000 c.c . y luego a desayunar y autopista para casa, con 600km de vuelta por delante.  En Tordesillas una Bmw (la Maximina), decidió que estaba cansada y quería volver en grúa, a lo que su jinete asintió con la cabeza, llamo a asistencia y taxi para casa.
El resto de la prole proseguimos hasta Burgos, donde cogimos la nacional a Santander para parar a comer a eso de las15:15 en Sotopalacio, y continuar el viaje para bajando por Villarcayo. Entonces, como este es un club con mucha tradición, se hizo honor a la misma con la típica perdida de Tatín en un cruce aun cuando los que iban detrás de él no lo hicieron.

Y ya sobre las18:00 estábamos de nuevo en tierras vascas contentos y felices de nuestro viaje, tomando la medicación de rigor en estos casos para recuperarnos del esfuerzo.
Sin más que contar, nos despedimos hasta una próxima crónica,  haciendo constar que hubo varias ausencias sin justificar o con excusas baratas (la moto es nueva, no tengo puntos, etc.) que se trataran debidamente en la próxima junta.


I. Donettes  

SUBIR


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
RIBADEO, ALLÁ VAMOS...    (2 Y 3 DE OCTUBRE DE 2010)


Crónica del viaje escrita por Julito              Fotos cortesía del amigo Kepa dovi


Sábado, 8 de la mañana en la gasolinera de Amurrio. Caras de sueño, montamos en las motos y vamos a arrancar pues ya estamos todos con ganas de empezar..... ¿todos?  todos no, pues falta Sir Taramonix el pequeño habitante de una aldea vizcaina que ha tenido un serio altercado con el cinturón del batín que casi le ahoga y llega media hora tarde......  En fin, que seria de un viaje de este santo motoclub sin alguna historieta de inicio. Destacar también que por fin se estrena con nosotros nuestro amigo Txelis, que ya se ha hecho un hombre y se ha ganado el derecho a tener una foto en la galería del Katxarrete. También lamentar que el último invento del doctor Karl Aguadomovich, la Gallinenkamerra no pudo ser probada en este viaje debido a unos retrasos de última hora en su construcción. Próximamente informaremos de como va el asunto.

POR FIN SALIMOS


Pues eso, que con unos 40 minutos de retraso iniciamos la marcha en dirección a Galicia por un nuevo itinerario que nuestro guía oficial Imanol nos ha propuesto. Para empezar unas curvitas por el puerto de Orduña y después un paso junto al pantano de Sobrón que desata la alarma en algún componente del grupo...¿que pasa que el guía va tan despacito, está malito?. Afortunadamente es solo una falsa alarma y enseguida el ritmo vuelve a la normalidad (40 - 50 por hora, que somos muy legales... ¡Uy, perdón que se me ha caído el 1, je,je....!)  De Trespaderne vamos por Oña hasta Poza de la Sal, donde entramos en un tramo tipo crono de Enduro que dura hasta pasar por Masa (a pesar del nombre ningún Ferrari a la vista). En este tramo las motos de carretera sufren algo más que las trail y Tatín casi coge la moto en brazos para que no sufra... ¡¡eso es amor a la moto!! A continuación pasamos a una bonita y rápida carretera que nos lleva hasta Aguilar de Campoo, donde ya recuperamos el recorrido original pasando por Cervera de Pisuerga, Guardo (aquí se nota la veterania del viejo cazador viendo las piezas dispuestas a los lados de la carretera...), Cistierna, La Robla y tras una parada a refrescarnos  para que dejaría de dar la vara Carlos al que hubo que columpiar un poco para calmarlo y otra en el embalse de Luna para una típica foto de grupo, por fin llegamos a Villablino, donde nos metimos en nuestros depósitos una fantástica comida.

Terminado el repostaje estomacal, nos disponemos a seguir el viaje cuando nuestro amigo Rafa empieza a preguntar por sus llaves. En ese momento todas las miradas y dedos acusadores empiezan a señalar a Carlos ¿por que será?. Al final todo queda en los problemas de Alzheimer de Rafa y proseguimos ruta.  A partir de aquí empieza lo bueno, subiendo  y bajando Leitariegos, siguiendo hacia Pola de Allande y pasando por el puerto del Palo en dirección a Grandas de Salime donde hacemos una parada para ver si habían crecido los cuernos desde el año pasado....  En todo este recorrido el grupo se fracciona un poco, yendo en cabeza algunos muchachos que deben tener problemas de próstata y por eso corren mucho para poder parar a vaciar, je,je...  Más tarde van los que podemos. llamar los gallegos, o sea que ni si ni no, sino todo lo contrario...  Y a continuación los turísticos, más tranquilos y disfrutando del paisaje.
Por fin, a eso de las 8 de la tarde tras unos 570 kms. y 7 horas y media sobre las motos, llegamos a Ribadeo. Ahí estuvo uno de los fallos del guía, pues esta vez llegamos de día (sorry Imanol je, je....... )

BATALLA NOCTURNA


A partir de ese momento empezó la parte mas dura del viaje, en la cual tras la ducha de rigor y tras ponernos aun mas guapos de lo que somos, partimos a pelear en la guerra de la noche de Ribadeo, dura batalla en la cual nuestros efectivos fueron sucumbiendo poco a poco a los ataques enemigos, quedando al final algunos valientes para dejar el pabellón del grupo bien alto y el estomago muy bajo ¡¡UYYYYY!!

LA VUELTA


Y ya estamos de nuevo en pie preparándonos para el viaje de vuelta. Al abrir la ventana de la habitación vemos que hace un precioso día con un bonito sol que luce....... en Cuba, porque lo que era en Ribadeo estaba cayendo la del pulpo. Aun así, y tras aparecer los cadáveres andantes de algunos de los integrantes de la expedición, (se oye alguna frase del tipo "prometo no beber más" o "el próximo año solo uno y a dormir" etc.) empezamos el camino de vuelta. Al final la lluvia solo nos acompañó durante la primera parte del viaje y los últimos kilómetros fueron con un fuerte e incomodo viento que hizo que hubiera que andar con cuidado. En cuanto al viaje en si, en la parada para el primer repostaje nos separamos en varios grupos al no dar tiempo de entrar al área de servicio a alguno de nosotros, continuando así hasta la tradicional parada para comer en Villaverde de Trucios, en la que como también es tradición alguno siguió hasta casa para empezar a llenar el tarro de puntos.... Es de reseñar un pequeño malentendido de Rafa con un camarero de un área de servicio, que en vez de un re-bú le quiso poner un vermut, pero bueno, nada importante aunque Imanol aun no se ha recuperado del ataque de risa.

Y hablando de tradiciones........ Tatín se perdió!!!! pero además fue gentilmente acompañado por Tato en un bonito gesto de amor filial en el cual aprovecharon para conocer Santander.  Además como el viaje se le había quedado corto siguió casi hasta Bilbao para volver a comer con nosotros en Villaverde.. ¡¡¡ si es que es un crack!!!
Tras la comida vuelta hasta Amurrio y siguiendo con las tradiciones se tomó el tradicional cubata de la victoria en el Cola por parte de lo mas granado y selecto del motoclub, y a calentar motores que ya hay que preparar la próxima.
Antes de acabar, certificar para tranquilidad de nuestras amantísimas, guapísimas, buenísimas y un montón de .....ísimas más esposas, el buen comportamiento de los casados que se acostaron pronto ( y solos, claro está ) no dando nada de guerra que es de lo que se trata. ¡¡¡Como se nota que los tenéis bien enseñados!!!  Viendo su buen comportamiento, recomendamos encarecidamente  que les deis unos puntos extras para llenar el tarro para la próxima salida.

Agur y tal, hasta la próxima.

SUBIR

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal